Si piensas…

Erección

Pasas medio vuelo intentando dormir, cansado de otra semana de descrédito, otra semana de humillación publica, de critica injusta y partidista, los mismos periódicos de siempre manipulando tus palabras, haciéndote quedar como un tonto, estas agotado, la cabeza te da vueltas, quizás debas dejarlo, quizás no seas el hombre, intentas dormir, por fin no puedes mas y se cierran tus ojos… Ringg¡¡ Ringg¡¡ suena el teléfono satélite, vaya puta mierda.

Presi!!! grita Adriano desde el otro lado del teléfono (dudas si lo dice por tu club de fútbol o por el país que diriges) Floren nos da 65 millones por el brasileño, pues acepta el trato calvete y hablamos mejor mañana, no espera que te tengo que contar… y la conversación se alarga una hora, cuelgas y te recuestas en el asiento… pero vuelve a sonar el teléfono, diga, Presi!!! soy Pascuale (dudas si lo dice por tu emporio empresarial o por el país que diriges), joder que querrá el pesado este, acabamos de obtener los resultados del trimestre y quería comentárselos, dime pues, la crisis nos esta jodiendo y hemos bajado un 15% el beneficio pero anunciaremos el despido de tres mil empleados y esperamos suban las acciones un 3%, das tu Ok después de otra larga hora de conversación. Cuando por fin vas a dormir te llama el Capitán, Señor Primer Ministro (ahora estas seguro que lo dice por el país que diriges) aterrizaremos en veinte minutos, miras tu reloj, es casi la una de la noche, joder! te pones de mala ostia porque siempre eres el último en llegar cuando organizas una fiesta.

A las dos se abren las puertas de tu magnifica Villa, te encanta este sitio porque aquí eres feliz, eres tu mismo, puedes hacer lo que quieras y todos te adulan no como esos putos izquierdistas fracasados que no paran de mofarse de ti. Vas directamente a tu habitación agotado, derrotado, sin ganas de nada, sin un gramo de fuerza, te quitas tu traje de tres mil euros, la camisa a medida y te pones ropa cómoda, casi te quedas dormido, entonces decides ir al despacho donde te encierras para que nadie te vea, abres con llave el pequeño cajón de abajo, dudas por un prudente segundo pero al final lo haces, de repente todo cambia, tienes un subidon espectacular… esta es tu noche y lo sabes, abres la puerta y bajas al salón.

Al borde de la escalera te detienes y observas, a la derecha corrillos de trajeados supuestamente serios y respetables pero que realmente no dicen nada coherente de lo puestos que van y a la izquierda deliciosos cuerpos de jovencitas a medio vestir perseguidos por mucho cincuentón salido que entre semana dirige el destino de muchos pero que ahora apenas pueden con el suyo, lo de siempre vamos.

Bajas pasando más desapercibido de lo que quisieras, saludas a Flavio y le cuentas tu horrible semana pero al ver que apenas vocaliza y no es capaz de concentrarse minimamente decides despedirte, a tu derecha ves a Eduardo, es un ex-alcalde español algo vago y ladronzuelo pero le tienes mucho cariño, por cierto cada día esta más negro el cabrón, le saludas y como parece sorprendentemente sereno le hablas de tus problemas, a los 5 minutos te fijas y esta ausente, mirando detrás tuya, sin atender una mierda e intentando cortar la conversación, te vuelves y ves a una jovencita llamándole lascivamente desde la puerta de una habitación, muy del Opus pero mirate, te descojonas y le dejas ir. Alzas la vista en busca de Mirek, ves su cara detrás del cristal junto a la piscina, levantas la mano y saludas pero la bajas rápidamente al verlo desnudo y con una enorme erección tras el culo de una mulata. Estas en pleno subidon y nadie te hace caso, vaya puta m-i-e-r-d-a.

Entonces ves a una jovencita sola en un sillón, te sientas a su lado, dos besos, hola soy Silvio, lo se voté por usted, soy Noemi, un placer le dices mirando sus enormes pechos, conversáis durante un rato largo sobre nada, vas demasiado puesto, al rato te aburres y decides invitarla a tu habitación lo que acepta sin dudar, que zorrilla picarona.

Abres la puerta y mientras ella se desviste echas mano a tu bolsillo, sacas tu pastilla preferida y enseguida los calzoncillos se te quedan pequeños, Noemí podrías chupármela por favor, siempre porfavor que uno es un señor. Ella es una autentica diosa, se nota que sabe hacerlo bien, cierras los ojos y disfrutas, eres feliz por un momento te olvidas de lo que te rodea, de la crisis, de tu crisis, de la política, el fútbol y los negocios, esto debe de ser el cielo… súbitamente ella se detiene y tu abres los ojos, que haces zorra sigue, es que suena un móvil, vaya puta m-i-e-r-d-a.

Es Roberto, tu ministro del interior, que coño quieres a estas horas le gritas, algo ha pasado dice con voz seria, te acojonas… acaba de haber otro terremoto no hay muchas noticias aun pero esperamos lo peor, tienes que salir inmediatamente hacia Roma te inquiere, voy para allá sabiendo que no hay otra opción.

Cuelgas y alzas la vista, te ves reflejado en el espejo y te preocupas, te vienen a buscar en 15 minutos y no sabes como bajar esa enorme erección.

Anuncios

4 comentarios el “Erección

  1. Ezequiel Sanchez
    10 junio 2009

    Efectivamente citándote “vaya puta mierda de dirigentes”. Lo vinculo con la corta y excelente entrada “Conclusion” hablamos mucho de la sostenibilidad de las partes y muy poco de la propia sostenibilidad del sistema. De hecho a un ser humano sensato como tu amigo le llamariamos alguien con un “planteamiento alternativo”….

  2. MiesVan
    10 junio 2009

    Ezequiel empiezo a pensar que en todo esto, en esta crisis que esperamos se arregle sola, en este no pensar en más allá de hoy, en no plantear nuevos escenarios y alternativas (eso siginifica pensar y arreisgar), sobre todo en no pensar distinto (eso significa destacarse) esta sostenido en:
    – La medocridad existente en todos los niveles por la inexistencia de una autentica meritocracia
    – El necesario mantenimiento del status quo, mejor no hacer nada que no mejoran las cosas pero sobre todo seguir en el mismo puesto.

    Estamos condenados al fracaso rodeados de mediocridad y cobardia

  3. IvanDenisovich
    15 junio 2009

    Me demuestras algo que intuía: que el trabajo de putilla es mucho peor que el de puta. Al contrario que la puta, la putilla está obligada a sonreir mientras se lo traga todo y encima el asqueroso berraco empastillado le puede reventar encima, organizando un conflicto diplomático.

    Parafraseando, vaya puta m-i-e-r-d-a. Esto hacen con su voto los herederos de Leonardo y de Dante. No perderé mi adhesión al sistema democrático, porque cualquier otra cosa es peor, pero algunos pueblos y algunas épocas son muy cabreantes.

  4. MiesVan
    15 junio 2009

    Me gusta lo de que hay epocas y pueblos muy cabreantes… la deriva italiana es asombrosa y a la par que peligrosa

    esta noticia es un paso mas a la locura

    http://www.publico.es/internacional/232282/ultraderecha/italia/rondas/negras/guardia/nacional/italiana

    Quizas la estupidez humana que avanza sin parar de mano de programas basura y fichajes millonarios de peloteros nos traiga una sorpresita a los españoles, quien será nuestro berlusconi??

    Os heche (o eche como se escriba) de menos por Murcia. Espero que disfrutaseis el paseo en Barco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 8 junio 2009 por en Cuento y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: