Si piensas…

El Joven Diputado

El joven diputado lucha entre las sabanas por levantarse, los lunes son siempre rocosos, duros y poco agradecidos, el joven diputado preferiría quedarse en la comodidad de la inacción antes que dar un simple paso para levantarse, porque después de un paso, va otro y después va un día entero.

Un paso, dos paso, tres pasos… de repente el espejo del baño, el primer vistazo del día es siempre la peor versión de uno mismo, cuanto por arreglarse aún¡¡¡, el agua despereza pero no despierta, la ducha despierta pero no anima. Llevas unos días que no, vamos que no te encuentras, pero lo peor es que no encuentras la razón de ello.

Diez minutos después al menos eres capaz de encender la televisión y claro ves a periodistas insultado a políticos, y políticos insultándose entre si, ves la corrupción, ves la mediocridad de algunos, ves una vez tras otra el mensaje fácil regalado a oídos poco exigentes, ves a defensores de causas que no creen, ves lo que no quisieras ver. Apagas la televisión y escondes la cabeza bajo tus manos. Es difícil haber soñado desde pequeño en ayudar, intentarlo día a día, trabajar doce horas sin descanso y que piensen que eres un vago y un corrupto.

Miras el reloj, 8:30, joder vas tarde, hoy te toca discurso en el Congreso y deberías estar contento que bastante poco te dejan hablar. El discurso esta encima de la mesa de la cocina junto al café de ayer tarde, lo miras con desagrado, distancia y con cierta resignación, llevas el discurso bien revisado por el jefe, no cometas unos de tu errores de principiante, que es lo que llaman cuando se dice lo que uno realmente opina pero el partido no quiere que digas, tras tres días de estudio y cafés infinitos te lo sabes de memoria como un funcionario gris de la palabra.

Te vistes con tus mejores galas, quizás hasta alguien atienda hoy, pero habrá pocos y despistados diputados y las televisiones pues estarán hablando de fútbol o adolescentes asesinados, no interesa lo que decimos la verdad. Te vienes abajo, cierras los ojos frente al café, dejas tu mente ir años atrás cuando creías que todo podía cambiar y crees ya nada cambie porque quizás ese sea el fin del sistema donde un conjunto de políticos grises ejercen de adalides del mantenimiento del status quo. Piensas en las fuerzas que tenias y las que te quedan ahora.

8:50 joder que no llegas, sales corriendo de tu modesto apartamento, igualito que Matas oye, llegas tarde y lo sabes, te llaman al móvil, “donde estas coño?” te grita el viejuno de tu jefe, ya llego me quede repasando el discurso, mientes, no tienes estomago para volver a leer semejante mierda, llego en 10 minutos mientes otra vez estas a media hora por lo menos. Cuando llegas la sesión ha comenzado, te sientas en tu escaño ante la mirada asesina del jefe.

Te dan la palabra, abres el maletín en busca del discurso, pero aun esta en la mesa de tu cocina, un sudor frio recorre tu espalda, te asustas, te paralizas… de repente algo pasa por tu mente, levantas la mirada relajado, liberado, te das diez eternos segundos para degustar el momento y solo tras ese enorme tiempo empiezas tu discurso.

El joven diputado se levanta, mira a su alrededor, observa y ve diputados viejunos, hombres grises de partido tumbados en sus escaños rascándose sus enormes tripas llenas de una interminable sucesión de comilonas, ve periodistas que piensan lo que sus directores les dictan a los que su vez les dictaron sus accionistas, ve cámaras que graban lo que nunca nadie emitirá y fotógrafos que preferirían estar en cualquier lugar menos allí, pero también ve a compañeros que sabe están igual que él… hasta los huevos. Justo encima de él un instituto de chavales de visita que apenas pueden estar callados a lado de unos ancianos que vieron años donde lo fácil no existía… casi han pasado 10 segundos desde que se ha levantado para hablar pero ya sabe que ha elegido bando.

“Si piensan, si pensamos en cada paso que el mundo da, si realmente nos paramos y pensamos a donde este caminar nos lleva, no hay duda amigos que cada paso nos lleva hacia el desastre, pero no perciben señorías que estamos no en una avenida sino en un callejón sin salida, Dead End amigos, No way out”, las risas del otra vez el mismo vuelven al congreso, alza un poco mas su voz y sigue “aun el callejón nos parece seguro pero si seguimos caminando adelante solo hay un muro, al final solo esta el final y si llegamos allí no podremos volver, pero es que no se dan cuenta o no quieren darse cuenta?” unos cuantos diputados abandonan el congreso, le da igual él sigue porque los jóvenes de encima le miran curiosos y los abuelos sorprendidos.

“hace casi nada corrimos a salvar a los bancos corruptos de codicia con el dinero de nuestros ciudadanos y hoy nos putean con sus ratings, como pudimos darles el dinero y no cambiar las reglas del juego, las reglas que sirven ahora para someter Estados, como pudimos darles dinero y no exigirles nada a cambio, ahora los bancos nos intentan hundir diciendo a los países que debemos mucho dinero, claro que lo debemos y buena parte fue para salvares a ustedes joder y la otra parte esta pagando a los damnificados de esta guerra, los parados o quizás sea mejor abandonarlos como nos piden, abandonar a familias porque el mercado dice que se debe mucho”, y ahora corremos a contentar al puto mercado, el mercado no existe joder, realmente contentamos a 50 fondos de inversión especulativos que humillan el concepto de democracia con cada compraventa de derivados derivados de la nada que sus ordenadores ejecutan”

“ellos piden sacrificios y les vendemos a nuestros ciudadanos, joder podríamos sacrificar sus beneficios pero no”

“ellos ganan los ciudadanos pierden, unos pocos privilegiados ganaran aun mas y el resto perderemos cada vez mas. Lamentablemente esto solo acaba de empezar, siguiente paso… pues esperen lo peor, han olido sangre” “Gana el miedo y la inseguridad, ganan ellos”

“No creen que es humillante ver a gobiernos tratados como empresas y a ciudadanos como trabajadores, sin duda el capitalismo alcanzó su éxito final”

El joven diputado baja la voz y para diez segundos, toma en su mano el vaso con agua, mira a los diputados viejunos que ya ni atienden y andan mas dormidos que despiertos, como siempre vamos, el jefe de su partido sin embargo tiene la vena de la calva a punto de explotar, al becario periodista al menos le brillan los ojos y los críos de arriba… que hacen los críos de arriba? se gira pausadamente y le sorprende como observan con ojos abiertos y se dan codazos entre ellos, le gusta, a los abuelos se les ve emocionados como recordando algo olvidado. Entonces eleva el vaso hasta que ligeramente roza sus labios, un sorbo y siente como el agua pasa por su boca refrescandole, le parece un momento entreno, baja el vaso lentamente y lo deja reposar… tras diez segundos tiene dos cosas claras 1) no piensas parar 2) es su último discurso. Continua…

“Quizás a ustedes, que dormitan frente la realidad, no les importe pero” y otra cosa clara más, 3) a tu jefe le acaba de estallar la vena de la calva.” los últimos crecimientos económicos han beneficiado a la rentas de capital frente a las del trabajo, los beneficios se han disparado mientras el poder adquisitivo de los trabajadores apenas ha mejorado porque recordemos que la mayoría son mileuristas, y buena parte se conformaría con serlo. Solo el crédito fácil y la hipoteca mas larga les hizo creer en la ilusión de la riqueza, gran error el suyo, pero ahora llega el momento de pagar las deudas que alegremente nos dieron e inconscientemente asumimos”

“Es ahora cuando toca pagar la cuenta cuando damos la ultima vuelta de tuerca al más débil, por eso subimos impuestos a los ciudadanos, por eso recortamos pensiones, por eso asustamos con el futuro y una nueva reforma laboral, a pesar de que el sistema parece suficiente flexible para echar a 2 millones de personas al paro en un año y se traslada la creencia de que vivimos demasiado bien demasiado protegidos por el papa Estado, que no nos lo merecemos que somos unos niños malcriados. Es que nadie piensa en subir los impuestos a las multinacionales que siguen generando beneficios, es que nadie piensa acabar con los paraísos fiscales, es que nadie… no ya veo que no, el miedo que queremos para nuestro ciudadanos es el que nosotros tenemos de nuestro capital, que irónico”

“El capital, el Mercado que palabras tan manoseadas por izquierdas y derechas, denostadas y aclamadas, gran palanca que mueve nuestro mundo, es increíble como cuando la gente ya no cree en los dioses de la fe adora a los del dinero, y no dudan en la infalibilidad del mercado, que irónico. Porque yo todo los días en las noticias veo como ponemos a parir a iglesias, políticos, sindicalistas, escritores, artistas pero joder alguien vio alguna vez una critica al mercado, a un banco o a una empresa en algún medio de comunicación… obviamente no¡¡¡ son los que les pagan los anuncios”

“Algo falla aquí y aunque todos lo sabemos nadie hará nada, que tristeza señorías, así que conmigo no cuenten porque para ser políticos de la nada, guardianes del status quo y soldaditos serviles del sistema pues no merece la pena. El sistema entro en crisis y en vez de cambiarlo lo reforzamos, nos humillamos y perdimos la batalla, y las siguientes serán igual, ellos ganaran una y la siguiente porque cuando lo necesiten les daremos atemorizados el dinero de nuestros ciudadanos, así en una continua rueda hasta, hasta… hasta no se donde, lo saben ustedes???”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 21 agosto 2010 por en Cuento.
A %d blogueros les gusta esto: